Adultos

La vida nos pone a prueba todos los días, la mayoría de las veces somos capaces de afrontar estas pruebas, pero ¿Qué pasa cuando no logro superar estas pruebas?, me enojo, me frustro, me entristezco, y pienso que no soy capaz de resolver las situaciones que se me dificultan. En estas situaciones, no está mal pedir ayuda, la ayuda externa nos puede abrir la visión de nuestros problemas. Es como si estuviera en un cuarto lleno de humo negro y al pedir la ayuda, alguien (terapeuta) abre la puerta desde afuera y nos da la visión que necesitamos para resolver estos problemas. La terapia cognitivo conductual nos ayuda a encontrar las mejores opciones de solución a los problemas que se me presentan en el momento actual. El terapeuta ayuda, pero el paciente es quien resuelve sus problemas y aprende como afrontar las futuras circunstancias que se le presenten.

Parejas

Tomar la decisión de casarse o vivir juntos, nunca ha sido fácil y convivir con esa persona especial tampoco lo es, cada cabeza es un mundo; con sus culturas y sus valores, son dos crianzas diferentes y dos formas de vivir diferentes en las cuales tenemos que conciliar para poder vivir en armonía. Pero ¿Qué pasa cuando ya no puedo conciliar o llegar a acuerdos con mi pareja? ¿Qué hacemos juntos si todo el tiempo estamos peleando?.

Con nuestra ayuda encontraras no una, varias respuestas a estas preguntas. La terapia de pareja les ayudará a tener una mejor relación, como amigos, compañeros de casa, hasta como papás si es necesario.

No hay la relación perfecta ni el “vivieron felices por siempre” los cuentos de príncipes y princesas son eso, cuentos; no podemos pensar que nunca habrá problemas, la diferencia es cómo afrontamos estos problemas en pareja.

La ayuda terapéutica los ayudará a resolver sus problemáticas y conciliar los intereses de la pareja.